El Caminito del Rey. Un sendero en el aire

Hace tan solo unos días me enviaron una foto y mi memoria volvió atrás unos años, bastantes ya, para qué engañarnos, y pensé el tiempo que había pasado desde entonces y los recuerdos me llevaron a un lugar maravilloso en la provincia de Málaga, como diría un amigo, a un lugar mágico.  Allí pasé unos días de acampada aquel verano con un grupo de amigos, todos muy jovenes, cuando se podía acampar libremente en los parques naturales con lo mínimo a cuestas y dispuestos a disfrutar del entorno.

                                              EL CAMINITO DEL REY

                                                                                                                 

Existen lugares en donde la Naturaleza de forma caprichosa dibuja paisajes increíbles, sublimes,  y en donde la mano del hombre da forma y nos regala espacios de incuestionable belleza.  El caminito del Rey es una senda colgada en las rocas y paredes verticales del desfiladero de los gaitanes , impresionante garganta por donde transcurre el río Gualdalhorce y situado en el municipio de El Chorro (Álora) pero abarca parte del término municipal de Ardales y Antequera en Málaga.

El sendero se inició a construir en 1901 porque la Sociedad Hidroelectrica del Chorro necesitaba un acceso entre “los saltos de agua” y de esta forma facilitar el paso de operarios y de transporte de mercancia para la realización de las obras del ferrocarril.

La inauguración de la obra  tuvo lugar el 21 de mayo de 1921 y hasta allí se desplazó el rey Alfonso XIII para inaugurarla recorriendo el camino en su totalidad.  Desde entonces los habitantes de la zona comenzaron a denominar el sendero como el “caminito del rey“.

Con una longitud de 3 Kms y a una distancia de 100 metros sobre el río, en algunos tramos llega a alcanzar  hasta los 400 metros de caída.

El voladizo situado en un entorno natural de gran belleza,  impresiona a cualquiera que lo visita porque conjuga dos paisajes distintos, de un lado las abruptas montañas y sierras y del otro lado el embalse que las rodea.  Con el paso de los años y como consecuencia del abandono y deterioro por falta de mantenimiento este camino es impracticable ya que carece de barandilla protectora y hay tramos en los que el suelo ha desaparecido y tan solo la viga suspendida es el único apoyo.

En el trayecto de AVE que comunica Málaga . Madrid y entre los tramos de túneles horadados en la montaña es perfectamente visible el voladizo que rodea el desfiladero y podemos disfrutar de impresionantes vistas.

 

 

 

 

 

                                                                                                                                             

Fascinados por ese imán inexplicable que alimenta el deseo de aventura, continuamente llegan hasta este lugar cientos de montañeros y alpinistas procedentes de todos los rincones de España.A pesar de ello y del peligro que representa son bastantes los excursionistas que han continuado realizando la escalada y el camino, lo cual ha propiciado bastantes accidentes en los últimos años,algunos mortales, por lo que en el año 2000 la Junta de Andalucia cerró el acceso con multas de elevada cuantía para aquellos que accedan a la zona.

El riesgo fascina a los aventureros quizás porque siempre nos seduce lo prohibido y atraídos por el vértigo y las emociones fuertes son capaces de colgarse en el vacío y alimentar la leyenda del que está considerado el camino más peligroso del mundo.

En el libro ”El Chorro, cien años de historia” de Sebastián Lara se describe así la visita del rey:

“Después del almuerzo, bajo una lluvia torrencial, el Rey se dirigió a colocar la última piedra.  Para que el Rey fimara el acta de inauguración, se había previsto una mesa y un sillón labrados en la misma piedra usada en la construcción  del embalse.  Terminada la ceremonia, el Rey y sus acompañantes visitaron la presa del Gaitanejo, y atravesaron el Balcón de los Gaitanes, que se había adornado con una guirnalda sostenida por cuatro águilas disecadas, en la que se podía leer: “Al Rey”.  Alfonso XIII quedó tan impresionado por  el panorama que se divisaba desde allí que quiso fotografiarse para inmortalizar su paso por el lugar”.

7 thoughts on “El Caminito del Rey. Un sendero en el aire

  1. Málaga es de una belleza infinita.
    Hay rincones especiales por cualquier lugar, todo es ir descubriendola. Yo tenía 17 años cuando conocí el Parque Natural de El Chorro por primera vez en una acampada de verano. Desde entonces lo he visitado bastante. En primavera especialmente aquello es un paraíso de tranquilidad para pasear y paisajes para fotografiar. Por supuesto nunca se me ocurrió recorrer el caminito del rey, tan solo lo he contemplado de cerca cuando pasas con el tren. Son solo segundos pero merecen la pena.

    • Maravilloso, salvaje, natural…es un lugar de ensueño pero real y pertenece a la provincia de Málaga. La naturaleza, caprichosa nos regala estos parajes. El hombre debe intentar conservarlos y cuidarlos. Gracias.

Deja un comentario